2011-03-24

TERTULIA: FOTOGRAFÍE SACHSENHAUSEN, CABALLERO.

Hace ya unos días en clase debatimos sobre un artículo de Arturo Pérez Reverte, titulado "Fotografíe Auschwitz, caballero".

En dicho artículo, pone a caldo a todos los que hacen fotos en situaciones desagradables o accidentes, sin saber realmente lo que están fotografiando, simplemente por el morbo de fotografiarlo, de tener la foto y de enseñarla a tus amigos.

Nos pone como ejemplo un campo de concentración, en el que la gente suele sacar fotografías de los barracones, las cámaras de gas ... para luego enseñarlas:

"Tener la foto es lo que cuenta. Archivarla estérilmente con el resto del mundo y la vida. Un instante de imagen. Luego, nada. El vacío absoluto. La anestesia del olvido".
Yo fuí hace unos años a visitar el campo de concentración de Sachsenhausen, cerca de Berlín. Fotografié casi todo lo que Arturo dice en su artículo, pero pienso que hay una diferencia. Yo hago las fotos para enseñarlas si, pero además yo quiero transmitir con mis fotos lo que viví visitando aquel lugar, el horror que aún se respiraba en el ambiente. No fotografío sin saber lo que fotografío ni de una manera fría. Yo vivo lo que fotografío, si no, no haría fotos.

A parte pienso que para muchos el hacer fotos en estas situaciones desagradables es una manera de protegerse. Nos protegemos detrás de una cámara de fotos. Parece que si lo vemos a través de una pantalla, es como si lo estuviésemos viendo por la tele y no nos afecta tanto, ya que nos han inmunizado. Es el caso reciente de lo ocurrido con el tsunami en Japón. Se ven imágenes de personas sacando vídeos y fotos de todo lo que allí ocurría. Y sólo a unos metros la ola engulliendo sus casas, coches y a vecinos... y muchos de ellos refugiados detrás de un móvil o una cámara.

En definitiva pienso que:
-Hay que fotografiar conociendo lo que estas fotografiando para así luego poder hablar de ellas con cierto criterio o tener una base para poder denunciar una situación.
-Fotografiamos lo malo o desagradable porque haciendo las fotos nos sentimos con una coraza protectora.
-La gente suele ver imágenes desagradables como cura para sentirse mejor por el hecho de que eso tan malo no nos está pasando a nosotros.

3 comentarios:

  1. Querido Javi,soy Cerezo,decir de entrada que tus fotos en general y las citadas en particular me gustan, eres un gran fotógrafo.Tienen,por norma calidad, sensibilidad y buena técnica,y ese algo más que hace que te atrapen gran catidad de tus fotos.Digo esto,para que quede claro que mi comentario no quisiera personalizarlo sobre tu y tu obra,pero.....
    .....y el otro día,con amigos fotógrafos aficionados y prof., comentabamos el tema en cuestión.
    Chocaban en la discusión posturas encontradas sobre la "libertad" para fotografiar cualquier cosa, y la "censura", que automáticamente se enfrenta como única opción contra la primera.No es a mi parecer una visión,ésta, ajustada a la realidad, y me explico.
    La conocida protección del fotógrafo a través de la lente, del motivo fotografiado,es real, pero cuando te encuentras en entornos muy hostiles y de manera prolongada,pero no se le puede aplicar al usuario de a pie al que retrata Arturo o al que viaja libremente a un lugar, dígase campo de concentración o pais lejano y exótico.Enlazando así con tu dos últimos pensamientos, decir que he visto lo que tu argumentas como protección, en infinidad de situaciones y en varios paises y con diversas nacionalidades alrededor del mundo.Es un denominador común que el sujeto suele ser 700 más pobre que el que le "apunta y dispara", normalmente sin intermediación de relación o conversación previa alguna,y eso en el mejor de los casos.Se encuadra sobre los motivos más desagradables o defitarios que nos brinda el entorno dónde nos encontramos, en contraposición a otros más bellos y agradables,pero más normalitos o sosos, que no contibuyen a crear el mito,a la vuelta a casa, de nuestro mítico viaje cuando mostremos el trabajo en una cena con amigos.Upss.
    Somos,como dice la frase,lo que comemos y por analogía "Somos lo que fotografiamos".Creo en la autocensura, que no en la censura,y creo que es lo que supone más esfuerzo representa y debe representar a la hora de encarar un trabajo fotográfico.Estamos retroalimentados por las sensacionalistas imagenes que nos brindan a diario los medios y olvidamos encarar lugares y entornos con la mente limpia y abierta a lo que nos encontraremos y no esclavizada, por lo que memorizan nuestras retinas y que suelen ser puntos de vista interesados y partidistas casi siempre desde agencias y grupos editoriales.
    Como dice Fernando Pessoa y recordando a Miguel de Unamuno:

    "Los viajes son los viajeros. Lo que vemos no es lo que vemos, sino lo que somos" y "se viaja no para buscar el destino sino para huir de donde se parte".

    ResponderEliminar
  2. Gracias por lo de gran fotógrafo! yo aún ni me considero fotógrafo ...
    Totalmente de acuerdo contigo Cerezo. Yo no creo en la censura pero si en la ética de cada uno. Y esto vale tanto como para fotógrafos aficcionados como para profesionales...
    Gracias por seguir mis publicaciones y fotos y espero que algún día podamos tener una charla sobre esto!

    ResponderEliminar
  3. "Es peligroso,Javi, cruzar tu puerta. Pones tu pie en el camino, y si no cuidas tus pasos, nunca sabes a dónde te pueden llevar".Cerezo.

    ResponderEliminar